Una tradición muy mexicana: el recalentado y el itacate.

La cocina mexicana está llena de sabor y tradición. En épocas decembrinas, las cenas de Navidad y Año Nuevo suelen hacerse como para alimentar a un regimiento entero; es decir, la comida es vasta y abundante. Por lo que es de esperarse, no se acaba un solo día; sino que al día siguiente las familias vuelven a reunirse y “recalientan” la cena de la noche anterior.

Tradición que se disfruta

Durante la noche del 24 y del 31 de diciembre, las cocinas de las casas mexicanas están llenas de historias; desde las anécdotas familiares, hasta las prisas y regaños yendo contra reloj para que la cena sea servida a tiempo. Las familias disfrutan de la cena que con amor se prepara, para celebrar la Navidad o la llegada de un Año Nuevo. Mucho se ha dicho, que el recalentado del día siguiente sabe mejor; ya sea porque los sabores y olores se concentran o bien, porque ahora sin prisas, las familias disfrutan de una deliciosa tradición.

 

Cuando el recalentado no se acaba. 

Como hemos mencionado, en México se cocina como si cada familia fuera un regimiento completo. En muchas ocasiones aún después de la cena y del recalentado, hay más comida para disfrutar. De modo que, llegado el momento de despedirse de la familia, es muy común que la comida restante se reparta entre los asistentes. Quiénes gustosos, llevan a casa esos alimentos preparados con tanto esmero un día antes. A esto, en México lo llamamos “itacate”. Y no es otra cosa, más que una o varias porciones de comida sobrante de una celebración o festividad. 

 

En Goplas somos una empresa mexicana que disfruta de las tradiciones que acompañan a las familias mexicanas. Nuestros contenedores plásticos desechables con divisiones son perfectos para el tradicional itacate. Nos sentimos orgullosos de compartir un año más con las familias mexicanas. Les deseamos un excelente año 2023 y que todo el amor, salud y abundancia llegue a todos los hogares mexicanos.

Compartir:

Más entradas de blog

Solicitar cotización